Usted está aquí:Call Center»Ofertas en Call Center»Call Center 100 Puestos

Instalaciones Wifi HotSpot Coratec Madrid

¿TE LLAMAMOS?

Coratec, Instalación de Centralitas y Call Center

CORATEC es RAPIDEZ Y PROFESIONALIDAD

Para Coratec, lo más importante, es la relación con el cliente y el Largo Plazo a través de nuestro Servicio Integral del Mantenimiento en Elastix, Asterisk, Centralitas (Panasonic, Neris y DKDA), Telefonía, Redes e Informática a nivel genérico, Redes WIFI, Redes Cableado Estructurado incluyendo además Auditoria de Costes, Tecnológica y Protección Jurídica

DESDE 65 €, CORATEC INSTALA Y CONFIGURA EL HOTSPOT DE SU NEGOCIO

¿Está buscando un modo sencillo y seguro de ofrecer acceso a Internet a sus visitantes? Ofrecer un acceso público da una impresión positiva de su empresa desde la primera visita. La solución de acceso público (hotspot) es ideal para cualquier empresa, pero, en particular, para comercios minoristas, hoteles o restaurantes.

Un punto de acceso WLAN debería garantizar un acceso fiable y sencillo a Internet sin necesidad de que los visitantes reconfiguren sus dispositivos para poder conectarse a la LAN inalámbrica.

Esta solución de punto de acceso permitirá a sus clientes, el acceso a Internet y al correo electrónico desde cualquier ubicación de sus instalaciones. Si no desea ofrecer un acceso a Internet abierto para todo el mundo, los bonos con contraseñas por usuario o para el acceso «durante un tiempo limitado» son una buena opción.Ventajas de un HotSpot:

  • Acceso a la red para usuarios autorizados o de manera pública
  • Creación e impresión automática de bonos para el acceso WLAN facturado
  • Separación estricta mediante VLAN para garantizar que los huéspedes no tengan acceso a la red privada Compatibilidad con equipos profesionales, p. ej., routers WLAN, controladores WLAN y puntos de acceso WLAN de tipo empresarial
  • Autenticación de usuarios segura basada en web por SSL (HTTPS)
  • Registro de datos contables (duración de la conexión, volumen de datos)
  • Enlace a programas contables externos para esquemas de prepago, tarifa plana o facturación o a servidores RADIUS para soporte AAA
  • Configuración sencilla

 

  • Sin cables.
  • Tecnología que va mejorando en el tiempo
  • Desde el estándar 802.11ª hasta el n con velocidades de 600 Mbps con tecnología MIMO.
  • Posibilidad de distintos grupos de acceso por bloqueo de dispositivos, contraseñas e identificación
  • Conexiones de hasta 12 Km en espacios abiertos. Roaming entre Access Points sin perdida de cobertura.
  • Capacidades de hasta 600 Mbps con tecnología MIMO.
  • Un mismo Ssid (o más) para toda la red, simplificando su estructura.
  • Detección de intrusiones y hacking mediante Auditorias para planificar la mejor instalación posible.
  • Red tan grande como necesitemos geográficamente y en tamaño.
  • Más que suficiente para navegación, mail e incluso streaming.
  • Cable ethernet funciona mejor que wifi, es más estable y menos susceptible a interferencias externas.
  • Permite cambio de puesto de forma fácil y “user-friendly”

IEEE 802.11. Funciona en la banda de 2.4GHz, con una velocidad máxima de entre 1Mbps y 2Mbps. Totalmente en desuso. IEEE 802.11a. Funciona en la banda de 5GHz, con una velocidad máxima de 54Mbps. No llegó a utilizarse en la práctica, ya que es incompatible con las demás especificaciones, que trabajan a 2.4GHz. IEEE 802.11b. Funciona en la banda de 2.4GHz, con una velocidad máxima de 11Mbps. La velocidad real mantenida está en torno a los 6Mbps. IEEE 802.11g. Funciona en la banda de 2.4GHz, con una velocidad máxima de 54Mbps. La velocidad real mantenida está en torno a los 25Mbps.Esta especificación es compatible con la IEEE 802.11b, pero evidentemente en transmisiones entre dos puntos se adaptará siempre al de menor velocidad, disminuyendo sensiblemente la velocidad cuando existe un nodo que utiliza la especificación IEEE 802.11b. IEEE 802.11n.- Es la especificación más reciente. Esta especificación funciona tanto en la banda de 2.5GHz como en la de 5GHz, y una velocidad máxima de 600Mbps, La velocidad real mantenida está por encima de los 100Mbps.Este incremento en la velocidad, y también en el alcance, se consigue gracias a la utilización de una serie de tecnologías, entre ella MIMO (Multiple Imput - Multiple Output), que permite la comunicación a través de varios canales a la vez utilizando tres antenas, pudiendo ser una de ellas omnidireccional.Está en desarrollo un denominado 802.11i, que más que nada implementaría la utilización de encriptaciones WPA2.Todos ellos son totalmente compatibles con la especificación IEEE 802.3, que es la utilizada por las redes Wired o cableadas, lo que hace que funcionen sin ningún problema redes mixtas, es decir, redes en las que tenemos elementos conectados mediante Wi-Fi y otro mediante cableado UTP. Legislación española a este respecto: La Legislación de Wireless en España para el nivel de señal en transmisión es de 100mW para la frecuencia de 2.4GHz y de 1W para la frecuencia de 5.4GHz, esto quiere decir que si empleamos amplificadores que superen estas cantidades estaremos incumpliendo esta normativa, pero como podéis ver todas las especificaciones reseñadas se encuentran dentro de estos límites, por lo que no tienen ningún problema de legalidad.Problemas principales:Aparte del tema de la seguridad, el principal problema de las redes Wi-Fi se debe a la utilización de la banda de 2.4GHz. Esta misma banda es la utilizada por elementos tales como teléfonos inalámbricos, Bluetooth, microondas y otros, por lo que cualquiera de estos elementos puede causar (y de hecho causa) interferencias en la señal, disminuyendo su alcance, calidad y fiabilidad.En buena parte esto se está solucionando en la especificación IEEE 802.11n, ya que esta puede utilizar la banda de 5GHz, en la que ya no tendría este problema, ya que se trata de una banda prácticamente libre.
Un adaptador Wifi es aquel dispositivo que nos permiten conectar un ordenador a una red WifiNos encontramos con varios tipos de adaptadores Wi-Fi según su conexión al ordenador, muchos modelos, una amplia gama de marcas, precios... y de calidades.El alcance, calidad de señal y ganancia depende mucho de la marca y el modelo, así como del tipo de dispositivo. En cuanto a la ganancia, suele ir desde ganancia 0 hasta 5dBi en algunos modelos muy concretos.

Tarjetas PCI:

Es el adaptador más fiable de todos. Se trata de una tarjeta de red PCI - Wifi, con una antena de recepción. Las hay tanto para PCI como para PCIe 1x.Aquí podemos encontrar dos tipos diferentes de tarjetas, dependiendo de la colocación de la antena:Con antena incorporada. Suelen ser las más habituales. El mayor problema que plantean es que, al tener la antena incorporada en la tarjeta, es muy sensible al lugar donde coloquemos el ordenador, y este no se suele colocar precisamente con buen acceso a la parte posterior.Con antena independiente.Es la mejor opción, ya que nos permite poner la antena en una posición en la que la señal llegue con más intensidad, aunque tenemos la antena más a la vista.Las tarjetas PCI Wifi 802.11n presentan la particularidad de tener tres antenas.Ventajas:Este tipo de adaptadores son los más fiables, ya que una vez instalados no suelen presentar ningún problema.Inconvenientes:Precisa una instalación de hardware (aunque esta es sumamente sencilla) y no permite utilizarla nada más que en un ordenador (salvo, claro está, que estemos montandola y desmontandola). Solo sirven para ordenadores de sobremesa.

Adaptadores USB

Cada vez son más populares los adaptadores USB Wifi. No es preciso conectarlos directamente al puerto USB (se pueden conectar con un prolongador), por lo que nos permite escoger el punto con mejor señal para colocarlo (aunque siempre dentro de unos límites, no superiores al 1.50m). Estos adaptadores tienen la gran ventaja de que no necesitan instalación de hardware (solo conectar), pero tienen algunos inconvenientes.También los encontramos de dos tipos:Con antena interna. Es el tipo más normal y el que menos alcance suele tener. También suele ser el más económico.Con antena externa. Dentro de la gama de adaptadores USB Wifi con antena externa hay una muy amplia gama de modelos. Este tipo de adaptador USB es el que mejores resultados suele dar y el que tiene más ganancia y, por lo tanto, más calidad de señal (aunque esto, como siempre, depende del modelo).También en adaptadores USB - Wifi tenemos adaptadores para Wifi 802.11n.Ventajas:Tienen una gran movilidad, lo que nos permite (sobre todo en los modelos con antena externa) colocarlos en el sitio donde tengamos una mejor señal. Los podemos utilizar en cualquier ordenador, pues solo es necesario que tengamos un puerto USB disponible (los drivers los podemos copiar a un pendrive e instalarlos desde este). En caso de necesidad es muy sencillo pasarlos de un equipo a otro (solo hay que instalar los drivers correspondientes)Inconvenientes:Suelen ser bastante más inestables que las tarjetas PCI - Wifi. Además, a los problemas propios de conectividad de todo adaptador de red hay que añadirle los problemas que pueda causar el puerto USB.Los modelos con antena interior no suelen tener mucha ganancia, por lo que en sitios con mala calidad de señal no suelen funcionar muy bien.

Adaptadores PCMCIA

También tenemos adaptadores PCMCIA - Wi-Fi, sobre todo para su uso en portátiles.Los adaptadores PCMCIA - Wi-Fi suelen ofrecer las mismas prestaciones que los adaptadores PCI - Wi-Fi, siendo una opción más que interesante para ordenadores portátiles. Al igual que en los casos anteriores, tenemos dos tipos de modelos:Con antena interna:Estos adaptadores son más prácticos para un portátil, pero tienen algo menos de alcance (ganancia menor) que los modelos con antena externa.Con antena externa:Tienen mayor alcance que los de antena interna. La antena no suele ser demasiado grande, y normalmente se puede plegar para el transporte, por lo que no suele ser muy molesta. Los modelos para Wifi 802.11n tienen tres antenas, pero en este caso suelen ser internas, más que nada por razones prácticas.Ventajas:Suelen tener una mejor calidad de recepción que los adaptadores USB, prácticamente la misma que una tarjeta PCI - Wi-Fi.Inconvenientes:El mayor inconveniente es que solo se puede utilizar en ordenadores que dispongan de puerto PCMCIA. Todos ellos (sean del tipo que sean) precisan la instalación de drivers. En cuanto al precio, no suele haber mucha diferencia entre un tipo y otro, dependiendo esta diferencia más de la calidad del dispositivo que de su tipo.

Hay otro tipo de encriptación, llamada encriptación WPA, cuya finalidad es la misma (evitar intrusiones en nuestra red Wifi), pero que actua de diferente forma y es bastante más segura. El mayor inconveniente es que no son muchos los dispositivos Wifi que la soportan.Una encriptación WPA (Wireless Protected Access) puede ser de dos tipos:Basada en servidores de autentificación (normalmente servidores Radius (Remote Authentication Dial-In User Server)), en la que es el servidor de autentificación el encargado de distribuir claves diferentes entre los usuarios. En un principio la encriptación WPA se creó para ser utilizada en este sistema. Este tipo de encriptación no solo es utilizado por las conexiones Wifi, sino también por otro tipos de conexiones que requieren una autentificación. Suele ser el empleado entre otros por los proveedopres de servicios de Internet (ISP). Se trata de un sistema sumamente seguro... pero para nuestra conexión Wifi quizas algo escesivo.Pero existe otro tipo de encriptación WPA algo menos segura, pero aun así muchísimo más segura que la encriptación WEP. Se trata de la encriptación WPA-PSK (Wireless Protected Access Pre-Shared Key).Este tipo de encriptación utiliza un tipo de algoritmo denominado RC4, tambien empleado en las encriptaciones WEP, con una clave de 128 bits y un vector de inicialización de 48 bits, en vez de un vector de inicialización de 24 bits, que es el utilizado por la encriptación WEP.A esto hay que añadirle el uso del protocolo TKIP (Temporal Key Integrity Protocol), que cambia la clave de encriptación dinámicamente, a medida que utilizamops esa conexión. Si unimos ambos sistemas optenemos un sistema casi imposible de violar (y digo casi porque imposible no hay casi nada).

Vamos a ver un poco qué significa todo esto en la practica.

Como ya hemos visto, una clave de 128 bits está compuesta por una cadena de 13 Caracteres o 26 dígitos hexadecimales (''0 a 9'' ''A a F''), a lo que si sumamos la posibilidad de usar y mezclar tanto mayúsculas como minúsculas nos dá un número asombrosamente alto de posibilidades.Este sistema es el mismo que emplea la encriptación WEP, y como ya comentamos en el anterior tutorial sobre ella, es una clave que se puede averiguar (ojo, no es que sea fácil, pero se puede), dependiendo en gran medida de la clave que pongamos, ya que mediante un sistema de escucha de tráfico se optienen unas señales que luego hay que decodificar por la fuerza, es decir, comparandolas con una serie de claves ya establecidas (evidentemente claves basadas en nombres, animales, fechas, etc. son las más fáciles de detectar).Lo malo de las claves WEP es que utilizan siempre esta clave para autentificar la conexión, siendo esta autentificación un proceso que se repite bastantes veces durante la conexión.Pues bien, la para imaginarnos como trabaja una conexión WPA-PSK imaginemos que al conectarnos utilizamos la clave preestablecida (la que tenemos tanto en el router como en nuestro dispositivo Wifi), pero a la vez que se autentifica envia la siguiente clave de autentificación (que por supuesto no es la misma), y cada vez que se autentifique repite la operación. Esto hace que la unica clave vulnerable sea la primera, pero tan solo se utiliza en la conexión, ya que las autentificaciones las hace mediante claves generadas por el sistema, y que además no se repiten. Hay que tener en cuanta que cuando se conectan varios dispositivos, si bien la clave de conexión es la misma, las de autentificación no solo cambian, sino que son diferentes para cada dispositivo.Si a esto unimos una clave lo suficientemente compleja de conexión, es practicamente imposible averiguar una clave para entrar en nuestro sistema, así como para interpretar nuestras conexiones, ya que para cuando el sistema atacante consiguiera averiguar la clave que ha detectado esta ya no estaria en uso.

Una encriptación WEP (Wired Equivalent Privacy o Privacidad Equivalente a Cableado) es un tipo de cifrado, implementado en el protocolo de conexión Wifi 802.11, que se encarga de cifrar la información que vamos a transmitir entre dos puntos de forma que solo la sea posible tener acceso a ellos e interpretarlos a aquellos puntos que tengan la misma clave.En general, un router Wifi o un Access Point solo va a permitir el acceso a aquellos terminales que tengan la misma clave de encriptación WEP.Esta clave puede ser de tres tipos:

  • Clave WEP de 64 bits.-, 5 Caracteres o 10 dígitos hexadecimales (''0 a 9'' ''A a F'', precedidos por la cadena ''0x'').
  • Clave WEP de 128 bits.-, 13 Caracteres o 26 dígitos hexadecimales (''0 a 9'' ''A a F'', precedidos por la cadena ''0x'').
  • Clave WEP de 256 bits.-, 29 Caracteres o 58 dígitos hexadecimales (''0 a 9'' ''A a F'', precedidos por la cadena ''0x'').

La que más se suele usar es la de 128 bits, que ofrece un bien nivel de protección sin ser excesivamente larga y complicada. La encriptación WEP de 256 bits no es soportada por muchos dispositivos.Una clave de encriptación WEP se puede descifrar (existen programas para ello), pero para esto es necesario un tráfico ininterrumpido de datos durante un tiempo determinado (por cierto, bastantes datos y bastante tiempo).Evidentemente, cuanto mayor sea el nivel de encriptación y más complicada sea la clave más difícil va a ser de descifrar.No se tarda lo mismo (a igualdad volumen de datos y tiempo) en descifrar la clave de una encriptación WEP de 64 bits que una de 128 bits, no existiendo además entre ambos una relación aritmética, es decir, que no se tarda el doble en descifrar una clave de encriptación WEP de 128 bits que una de 64 bits.A pesar de que es posible descifrar estas claves de encriptación, no debemos pensar que sea fácil ni rápido. Una buena clave de encriptación WEP de 128 bits (por no decir una de 256 bits) puede llegar a ser prácticamente indescifrable si nos hemos asegurado de que sea lo suficientemente complicada.La mayoría de los programas para descifrar claves están basados en una serie de secuencias más o menos lógicas con las que empieza a atacar a nuestro sistema hasta entrar en el. Evidentemente, una clave del tipo 1234567890 tarda segundos en ser localizada, pero a nadie se le ocurre (o se le debería ocurrir) poner esta clave.Debemos evitar claves que contengan secuencias relacionadas con nosotros (fechas, nombres, lugares), así como frases típicas, ya que es lo primero que intentan este tipo de programas. Esto no solo es válido para una clave WEP, sino para cualquier tipo de clave que pongamos. También debemos evitar claves fáciles, como secuencias consecutivas de teclas o números. -Para mayor seguridad es muy aconsejable siempre que sea posible activar el filtrado de direcciones MAC.Una dirección MAC (Media Access Control address) es un identificador hexadecimal de 48 bits. Esta dirección es única para cada dispositivo, no siendo un parámetro modificable por el usuario (cada tarjeta o interfaz de red tiene su propia dirección MAC, establecida por el fabricante).

Las redes Wifi son cómodas, nos permiten una buena movilidad y nos ahorran una buena cantidad de cableado, pero también tienen una serie de inconvenientes.Uno de ellos es el relacionado con la estabilidad, ya que una red Wifi es menos estable que una red cableada.Una buena parte de esta inestabilidad se debe a que las conexiones Wifi trabajan en la banda de 2.4GHz. Pues bien, el problema es que esa misma banda es la utilizada por una gran cantidad de dispositivos de comunicación (por ejemplo, los teléfonos inalámbricos (sobre todo si son algo antiguos), Bluetooth y otros) o incluso recibe interferencias de una gran cantidad de electrodomésticos (por ejemplo, un horno microondas). Una red Wifi es también sensible a emisiones de radio y de televisión (dependiendo de la frecuencia que utilicen), por lo que fácilmente podemos ver la cantidad de elementos susceptibles de causar interferencias (y por lo tanto inestabilidad) en una red Wifi.Este problema se está solucionando con la especificación IEEE 802.11n, que trabaja tanto en la banda de 2.4GHz como en la de 5GHz, que es mucho más estable y segura, pero de momento mucho más cara de implementar.En la imagen podemos ver una tarjeta PCI Wifi para las especificaciones IEEE 802.11n.Por otro lado, las conexiones Wifi son bastante sensibles a los obstáculos que encuentre la señal (paredes, muros, mobiliario), a fuentes de interferencias electromagnéticas y a elementos metálicos.Un problema añadido es la gran cantidad de señales Wifi que podemos recibir. Esto en parte se puede paliar utilizando un canal diferente, pero es un factor de riesgo que siempre hay que tener presente. Hoy en día no es raro que al conectarnos a nuestra red Wifi encontremos varias redes más al alcance de nuestro ordenador. Este problema además aumente si necesitamos cubrir distancias mayores y recurrimos a amplificadores de señal, con los que por un lado estamos solucionando un problema de recepción de nuestra señal, pero por otro lado estamos aumentando otro problema de posibles interferencias con otras redes.Una de las cuestiones que tenemos que estudiar bien a la hora de instalar una red Wifi es la colocación física de sus elementos, ya que en muchas ocasiones de ello va a depender la calidad de la señal y por lo tanto la estabilidad de nuestra red.Vamos a ver algunas normas que deberíamos seguir: Empecemos por los elementos emisores (router y puntos de acceso). Debemos procurar colocarlos en una posición elevada, lo más despejada posible. Es muy importante que procuremos que no haya masas metálicas en su entorno más cercano. La antena es conveniente que se encuentre en la posición más vertical que sea posible y que se encuentre correctamente ventilado. Sobre todo un router genera bastante temperatura que debe ser evacuada. Debemos recordar que todos los aparatos electrónicos bajan de rendimiento cuando superan su temperatura de trabajo.Muchas veces, por razones puramente estéticas, procuramos poner el router en un sitio donde no sea muy visible, o incluso lo ocultamos detrás de una figuro o de unos libros. Esto reduce de una forma bastante grande la calidad de la señal. También debemos evitar situar el router o las antenas receptoras cerca de elementos que generen grandes campos electromagnéticos, tales como instalaciones de aire acondicionado, centralitas telefónicas (sobre todo si son antiguas), fotocopiadoras grandes o cuadros de instalación eléctrica.En cuanto a los elementos receptores (ordenadores y demás periféricos conectados por Wifi a nuestra red), debemos seguir practicamente la misma norma, sobre todo en lo referente a la colocación de la antena de estos elementos. Siempre que nos sea posible debemos procurar colocarla en una posición despejada. Hay un sistema que adoptan gran número de tarjetas Wifi PCI, y es el de incorporar la antena en la misma placa. Buen, esto es económico y estéticamente aceptable, pero de cara a la calidad de la recepción de la señal hace que, salvo que coloquemos el ordenador en una posición muy despejada, esta señal encuentre un gran número de obstáculos para llegar hasta la antena. Hay tarjetas que tienen la antena independiente, lo que nos permite poner esta encima de la mesa o en una posición que facilite la recepción de la señal. Es cierto que vamos a tener otro 'trasto' por medio, pero vamos a ganar en la calidad de recepción y en la estabilidad de la conexión.A la izquierda vemos una tarjeta PCI Wifi con la antena incorporada. A la derecha podemos ver otra tarjeta PCI Wifi, pero esta con la antena independiente.Como ya hemos comentado, si instalamos un amplificador de señal para tener una mayor área de cobertura de nuestra señal es cierto que conseguimos este objetivo, pero también estamos aumentando la señal que recibimos de otras redes, lo que aumenta la posibilidad de intrusión en el canal que estemos utilizando (y al decir intrusión no me refiero a que vayan a entrar en nuestra red, sino a que las señales de ambas redes van a interferirse). Una buena medida es ajustar lo más posible la potencia de nuestra señal a nuestras necesidades. Aquí no es válida la teoría esa de que más vale que sobre....En la imagen vemos una antena amplificadora de señal.Y sobre todo hay un factor que siempre debemos tener muy en cuenta a la hora de pensar en la estabilidad de nuestra red Wifi, y es la calidad de los materiales utilizados. Por mucho que algunos piensen o nos quieran hacer creer, no es lo mismo una tarjeta de 25 euros que una de 50 euros. Ya depende de nosotros la inversión que estemos dispuestos a realizar... y los resultados que deseamos obtener.